RIEGA TU FLOR

RIEGA TU FLOR

 

Os quiero compartir un texto de un libro que me regalo un gran amigo, que me encanta. El libro es: «Cómo amar» de Thich Nhat Hanh. Os recomiendo tenerlo en vuestra biblioteca personal y siempre a mano para  ayudarnos a cuestionarnos nuestra manera de vivir el amor y aprender a amar de manera consciente y sana.

 

REGAR LA FLOR DE UN AMIGO/A.

<<Un día estaba dando una charla en nuestro centro de prácticas en Francia, Había ahí dos personas, una pareja de Burdeos que visitaba nuestro centro en esta ocasión. La mujer estaba sentada en la parte delantera del auditorio y estuvo llorando desde el principio hasta el final del acto. Cuando este terminó, me acerqué a su esposo y le dije: <<Querido amigo, tu flor necesita algo de agua>>. Él comprendió inmediatamente. Después del almuerzo, viajaron en auto a casa, por la campiña, y él tuvo oportunidad de decirle durante hora y media todas las cosas que apreciaba de ella. Cuando llegaron a casa, sus hijos estaban sorprendidos de ver a su madre y a su padre tan felices. La transformación puede suceder muy rápido>>.

 

¿Cuánto tiempo dedicamos al día para regar la flor de nuestros seres queridos? ¿Y para regar nuestra propia flor?

Hemos crecido en una sociedad donde se fomenta resaltar lo negativo, los defectos, lo que no nos gusta, la queja, la insatisfacción, la desconexión, el querer más y no tener suficiente con nada, siempre se puede tener más, éxito, dinero, amor, trabajo…etc. Siempre la mirada puesta en un futuro en que TODO sea mejor, posponiendo nuestra felicidad para otro momento y nunca para el presente. Mientras que la verdad, es que no hay mejor momento para ser felices que AHORA, el presente es lo único que tenemos, este instante, para SER y ELEGIR. Para estar PRESENTES en nuestra vida, eligiendo vivirla de una manera diferente, donde haya lugar para la aceptación hacia nosotras mismas y las demás personas, para regar (nos), valorar (nos), amar (nos), estar agradecidas por todo lo bueno que hay ya en nuestra vida y para hacernos el mejor regalo que podemos darnos a nosotras y nuestros seres queridos, nuestra PRESENCIA. Cuando aprendemos a vivir conectadas con el ahora, nuestra presencia lo llena todo, disfrutando de momentos reales, de calidad, viendo, sintiendo y acompañando de «verdad» a la persona que tenemos delante.

Aprovecha cada día para regar tu flor y la de las personas que te acompañan.

 

Cristina Hidalgo. Coach experta en mujeres

 

 

 

Suscríbete a mi newsletter

Suscríbete y obtendrás mi guía "DESPIERTA" de forma gratuita.

No te enviaremos spam. Puedes darte de baja en cualquier momento. Powered by ConvertKit
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.