ESPERANDO

ESPERANDO

 

Antes me pasaba la vida <<ESPERANDO>>.

Esperando un momento mejor, que hiciera buen tiempo, que las circunstancias fueran favorables para mí, que tuviera más tiempo libre, un trabajo que me motive, estabilidad, más dinero para viajar…etc. Con la mirada puesta en un “supuesto” futuro mejor, donde sería, tendría y haría todo lo que soñaba. Siempre esperando, deseando algo, posponiendo mi felicidad para otro momento, que parece que nunca llega.

Nos crean la necesidad de sentir que siempre nos falta algo más de lo que ya tenemos para ser felices. Y en esa espera continua (que nunca acaba) de necesitar SER, TENER, HACER más de lo que ya somos. Nos perdemos el SER ahora, vivir el momento presente, crecer, aprender, valorar, disfrutar y estar agradecidas por TODO lo que ya forma parte de nuestra vida.

Esperando, se pasa la vida, se escapan los momentos, la infinidad de matices que tiene cada experiencia enriquecedora, dejamos pasar oportunidades, solo porque no responden a las expectativas que nos habíamos puesto (o nos han auto impuesto) o porque nos obligan a tener que salir de nuestra comodidad, de lo que conocemos, abrirnos, aventurarnos a lo desconocido y estar dispuestas a exponernos y sentirnos incómodas.

Llega un momento en que si quieres ser dueña de tu vida y liderarla, tienes que dejar de esperar y aprender a fluir en MOVIMIENTO, para atraer y manifestar todo lo que quieres en tu vida.

Aprender a FLUIR  me permite, desapegarme de mis pensamientos, emociones, de los resultados, las expectativas, circunstancias, experiencias, personas…etc. que nos marcamos. No aferrarme a que las cosas tienen que ser de una determinada manera, o tengo que estar con ciertas personas. Me permite soltar el control, aceptando que transitamos justo en el momento que necesitamos en nuestra vida para crecer, aprender y evolucionar como personas. Cada circunstancia, experiencias, personas, son necesarias e importantes en nuestro propio camino, aunque no estemos dónde nos gustaría estar o no sea lo que queremos, ya que tanto las negativas como las positivas nos ayudan a crecer, superarnos, ser más fuertes y nos permiten abrirnos a la vida.

FLUIR en MOVIMIENTO me permite, hacer consciente lo subconsciente, ser ligera, soltar cargas emocional, construir, avanzar, visualizar, respetar, amar (me), aceptar, tener paciencia, desde la calma, tranquilidad. Manifestar, vibrar, desde el SER ahora, en el presente, todo lo que ya necesito, tengo, quiero, CREANDO y CONFIANDO en mis capacidades infinitas para SER.

No dejes que se te escape la vida,

AHORA es el único instante con el que contamos de verdad

¿A qué esperas para ponerte en movimiento?

 

Cristina Hidalgo. Coach experta en mujeres

 

 

Suscríbete a mi newsletter

Suscríbete y obtendrás mi guía "DESPIERTA" de forma gratuita.

No te enviaremos spam. Puedes darte de baja en cualquier momento. Powered by ConvertKit
Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.